Una guía para principiantes a largo plazo

1. Trabaje con un entrenador o programa de entrenamiento.

El uso de recursos profesionales eliminará cualquier conjetura de su régimen de entrenamiento. Los corredores profesionales y los entrenadores están capacitados en las mejores prácticas basadas en evidencia con respecto a la seguridad, la eficacia y la personalización de una variedad de entrenamientos. Los entrenadores y los programas de entrenamiento   comparten su objetivo de éxito y están aquí para ayudarlo.

2. Planifique su ruta con anticipación.

Saber exactamente a dónde te llevará tu ruta puede evitar estrés innecesario durante tu carrera larga. Por ejemplo, al planificar con anticipación, sabrá dónde se encuentran los baños públicos y las fuentes de agua. También es útil estar al tanto de las posibles áreas de construcción de carreteras/senderos o cierres que puedan afectar su ruta.

Si está corriendo en un área desconocida, las aplicaciones como Strava y Garmin Connect son excelentes formas de identificar rutas populares cercanas. Una gran técnica de carrera larga para principiantes es una ruta en bucle: comenzando desde su casa o su automóvil, haga varios bucles pequeños hasta alcanzar el kilometraje deseado.

3. Ponga la seguridad primero

Comparta su plan a largo plazo con alguien en quien confíe. Hágales saber a dónde irá y cuánto tiempo prevé estar corriendo. Considera correr con un amigo o un compañero de entrenamiento si eso te hace sentir más cómodo.

4. Marca lo que te motiva.

Para la mayoría de los corredores, hay un punto durante la carrera larga en el que puede sentirse tentado a abandonar. Será físicamente desafiante y, a veces, completamente aburrido.

Tener un plan para combatir estos desafíos mantendrá las millas rodando. ¿Tienes una lista de reproducción de música motivadora favorita o un podcast divertido que te mantiene activo? Ten eso a mano.

Solo asegúrese de que si escucha música, mantenga el volumen lo suficientemente bajo para que pueda escuchar el ruido a su alrededor. Los auriculares Aftershokz utilizan tecnología de conducción ósea y se colocan fuera de los oídos para que mantenerse alerta sea fácil.

Para algunos corredores, es útil tener un mantra como «¡No te rindas!» o «¡Soy fuerte y capaz!» para aprovechar cuando surgen sentimientos de duda.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *