5 trucos mentales para mantenerte motivado a salir a correr

Si bien puede ser un desafío encontrar una gran alegría en correr temprano en la mañana o en un día lluvioso, un simple cambio de actitud puede marcar la diferencia. en lugar de algo que tu tener hacer, trabaja pensando en correr como algo que conseguir que hacer. En los días en que correr se siente más como un trabajo duro, considere reclutar a un compañero de carrera que lo haga reír o probar una nueva ruta que le haya entusiasmado.

3. Evalúa tu narrativa interna

A menudo estamos tan ocupados que perdemos el contacto con lo que está pasando en nuestras cabezas. Durante la pandemia abundan los pensamientos negativos: “Odio correr con mascarilla”, “Estoy tan fuera de forma”, “Nunca alcanzaré mis metas esta temporada. Bien podría quedarme adentro.

El primer paso para cambiar ese guión es identificar el tipo de diálogo interno que está pasando por tu cabeza. Si encuentra que su narrativa interna es negativa o autocrítica, puede ser útil ser más decidido sobre la charla mental que entretiene.

Se ha demostrado que el diálogo interno positivo aumenta tanto la motivación como el rendimiento, pero no siempre es fácil de establecer. Esto simplemente requiere que seas más consciente de controlar los pensamientos en tu cabeza. Pregúntese: «¿Es esta una forma productiva de pensar?» Identificar líneas de pensamiento inútiles y dañinas puede ayudarlo a redirigir a un pensamiento más positivo y productivo que lo ayudará a disfrutar corriendo y lo mantendrá motivado para entrenar.

4. Mezcla las cosas

La variedad en el entrenamiento es una parte importante de la lucha contra las mesetas físicas y el letargo mental. Las investigaciones indican que las personas no solo tienden a disfrutar más del ejercicio cuando su entrenamiento es variado, sino que también ven mejoras en el rendimiento.

Si está estancado, intente implementar diferentes entrenamientos. Los corredores suelen dejar de lado el trabajo de velocidad durante los meses de invierno o en épocas de incertidumbre, así que trabaje algunos intervalos en su programa o agregue una rutina de fuerza y ​​movilidad. Trabajar diferentes músculos y sistemas de energía no solo es bueno para estar en forma, sino que también evita que el entrenamiento se estanque.

5. Llama a un amigo

Las investigaciones sugieren que los hábitos saludables son contagiosos. Rodéese de personas con ideas afines (un cónyuge que apoye su entrenamiento o se reúna con un grupo de corredores cada semana) y se preparará para una motivación continua durante todo el año. Además, tener un compañero de carrera o un equipo que lo esté esperando en un entrenamiento puede ser de gran ayuda para mantenerlo responsable. Sin mencionar que correr con un grupo suele ser mucho más divertido.

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.