¿Es posible correr una media maratón después de una cirugía de rodilla?

Si bien admiramos su entusiasmo, primero digamos esto: busque la aprobación de su médico o fisioterapeuta antes de comenzar cualquier programa de rehabilitación, incluida la carrera.

Nuestra regla general para recuperarse de una lesión es que debe estimar que su tiempo de recuperación para volver a su kilometraje de carrera anterior será aproximadamente igual a la cantidad de tiempo que dejó de correr. Aún así, las variables, como el nivel de condición física cuando se lesiona, el trabajo cardiovascular posterior a la lesión, los cambios de peso, el historial de entrenamiento y la edad, pueden crear un marco de tiempo diferente.

Como corredor de maratón experimentado, debería poder formular una meta razonable para el medio maratón a medida que avanza su entrenamiento durante las próximas 12 semanas. Sin embargo, es importante darse cuenta de que completar una media maratón es diferente a intentar correr un PR.

Recomendamos acercarse a esta carrera con extrema precaución y utilizar una estrategia de caminar/trotar durante las primeras seis semanas. Luego, a medida que avanza hacia la carrera continua (es decir, correr sin descansos para caminar), aumente el kilometraje de carrera en aproximadamente un 10 por ciento cada semana (y no más del 20 por ciento).


Semana 1
Combinación de carrera y caminata tres veces a la semana (martes, jueves, sábado). No presione el ritmo; esto debe ser agradable, fácil y relajado.

Semana 2
Combinación de correr y caminar cuatro veces esta semana (lunes, miércoles, viernes, domingo). Una vez más, no presione el ritmo.

Semana 3
Combinación de correr y caminar tres veces durante esta semana (martes, jueves, sábado). Los pasos aún deben ser relajados; solo te vas a quedar fuera un poco más esta semana.

Semana 4
Combinación de correr y caminar cuatro veces esta semana (lunes, miércoles, viernes, domingo). Corre como te sientes sin forzar tu zona de confort.

Semana 5
Combinación de correr y caminar cuatro veces esta semana (lunes, miércoles, viernes, domingo). Si te sientes bien esta semana, explora acelerar el ritmo uno de tus cuatro días.

Semana 6
Corre continuamente como te sientes (sin necesidad de descansos para caminar). Siéntete libre de acelerar el ritmo algún día.

Semana 7
Corre continuamente como te sientes (sin necesidad de descansos para caminar). Ahora es el momento de considerar medir su ritmo, para que tenga una idea de qué tan rápido va en un día de entrenamiento normal y en un día en el que lo presiona un poco.

Semanas 8 a 11
Comience a aumentar su kilometraje de carrera (pero no más del 10 por ciento). Durante este período, podrá formular una buena idea sobre qué tan rápido podría correr la carrera.

Cuando semana de carrera rueda, reduzca su millaje en un 20 por ciento y descanse para el gran día.

Tenga en cuenta: este programa depende de que no experimente contratiempos con su rodilla. Si sufre un revés en la progresión, trátelo como una señal de advertencia de que la media maratón no está en las cartas este otoño.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.