El equipo que necesitas para correr 5K o 10K

¿Te estás preparando para seguir la línea de tus primeros 5K o 10K? El hecho de que ambas carreras sean relativamente cortas (al menos en el mundo de las carreras de fondo) no significa que sean fáciles. Sin embargo, si has realizado el entrenamiento y te presentas con una actitud positiva, es casi seguro que correr cualquier distancia será un desafío divertido. Por suerte para ti, tenemos una práctica lista de verificación previa a la carrera para ayudarte a aprovechar al máximo el día de la carrera:

1. Una comida pequeña o un refrigerio.

Lo que comes antes de correr es importante. Consume entre 200 y 300 calorías unas dos horas antes del comienzo de la carrera.

Asegúrate de que sea rico en carbohidratos porque las grasas y las proteínas tardan un poco en digerirse. No intentes nada nuevo el día de la carrera. El desayuno antes de la carrera es bueno para practicar en el entrenamiento (como en los días de entrenamiento intenso) para asegurarse de que está comiendo los tipos de alimentos que su estómago puede tolerar.

Un par de cositas más, si se nos permite: mantenlo suave y relativamente bajo en fibra (el nerviosismo previo a la carrera probablemente ya te hará ir al baño suficientes veces antes de que se dispare el arma).

Desayunos populares el día de la carrera para corredores: Avena, plátanos, bagel con mantequilla de maní.

2. Zapatos livianos que calcen correctamente.

Asegúrate de usar zapatos para correr que te queden bien en función de las medidas de tu pie (de la identificación de ajuste) y un análisis de la forma de andar realizado por un experto en ajuste.

El día de la carrera, un par de zapatos livianos para el trabajo de velocidad y el día de la carrera te darán un impulso adicional. Elija algo apropiado para el terreno (zapatillas de carretera para una carrera en carretera, zapatillas de trail para una carrera de montaña). Una palabra de precaución: si va a usar zapatos planos de carreras, asegúrese de tener las millas y la experiencia para usarlos para evitar lesiones.

3. Calcetines que absorben la humedad.

Por favor, por favor, si tienes calcetines de algodón en tu cajón, ahora es el momento de tirarlos. Este es el momento de los mejores calcetines para correr que puedas encontrar. El día de la carrera o no, un buen par de calcetines que absorban la humedad (como los calcetines de compresión de CEP, o los calcetines ajustados de Balega o Feetures) son esenciales para mantenerte seguro de principio a fin sin ampollas. Y durarán más. (Elegir calcetines de compresión para usar durante o después de la carrera puede ayudar a acelerar la recuperación).

4. Botella de agua (llena de agua) para antes y después de la carrera.

Si bien es probable que un 5K y un 10K sean demasiado cortos para necesitar hidratación a mitad de carrera, debes asegurarte de estar bien hidratado antes y después de la carrera. Claro, la mayoría de las carreras tienen vasos o botellas de agua al final, pero traer tu propia botella (una que contenga al menos 750 ml) no solo te ayuda a beber más, sino que también te permite ahorrar en desperdicios.

5. Un reloj inteligente para seguir el ritmo y el kilometraje.

Usar un reloj GPS (como un reloj Garmin) te ayudará a realizar un seguimiento de tu carrera para que puedas mantener el ritmo objetivo… ¡o superarlo!

6. Protección solar.

Todavía puede sufrir una quemadura de sol incluso en días nublados, así que cúbrase con un protector solar a prueba de sudor, un sombrero o visera, y tal vez incluso anteojos de sol.

7. Ropa apropiada para el clima y un cambio de ropa.

¿Va a hacer frío, calor, viento o lluvia? No importa de qué manera cambie el clima, es imperativo que esté preparado para estar en él antes, durante y después de la carrera. Una buena regla general para la vestimenta para correr: vístase como si estuviera 20 grados más cálido de lo que realmente es; te vas a calentar.

8. Herramienta de masaje.

No hay mejor momento para comenzar la recuperación que inmediatamente después de tu enfriamiento. Pruebe el Addaday Pro Roller para un automasaje de precisión en las pantorrillas, los isquiotibiales y los cuádriceps. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.